cronicasdeunainquilina.com
Corteza. | Crónicas de una inquilina
Ya no golpean los momentos No me reprocha el tiempo Mi inestabilidad La memoria ya no espina La mirada ya no calcina Frente al reflejo en mi interior Una voz que es de paisaje Una flor que amaneció Mi agonía se transformó En la corteza de un encino En el rojo de un botón En la llama de una hoguera E