cronicasdeunainquilina.com
La clase obrera. | Crónicas de una inquilina
Cuando tenía diez años de edad recuerdo que abrieron en Ciudad Peronia un centro donde repartían comida por parte del gobierno. Cada mes llegaban a dejar jamón enlatado, máiz amarillo, leche en polvo y latas de queso amarillo. Eran camionadas las que llegaban y todos las crías salíamos corriendo atr