cronicasdeunainquilina.com
La tortillera. | Crónicas de una inquilina
Recuerdo que vivíamos amontononados en un apartamento en la zona ocho capitalina, justo a dos cuadras atrás de la iglesia La Divina Providencia. Era una vecindad con paredes de adobe repellado con cal y arena blanca, techos de lámina y puertas de madera con polilla. Un portonón en el zaguán, de ahí