cronicasdeunainquilina.com
Cicatrices de frontera. | Crónicas de una inquilina
Estoy en el salón de belleza -que le dicen- haciendo cola para esperar mi turno, tengo un libro en las manos la espera es larga en domingo. Hay un televisor plasma guindado del techo con el volumen alto. Es imposible no percatarse del grado de atención que es capaz de prestar una persona a un apara