cronicasdeunainquilina.com
La María del tomatal. | Crónicas de una inquilina
Son las dos de la madrugada, pienso mientras veo el reloj de la alarma que descansa sobre un mueble de madera, el sueño se me ha espantado de pronto y doy vueltas en la cama intentando rescatarlo y caer nuevamente en los brazos de Morfeo pero me es imposible.En la oscurana de la madrugada el sile