cronicasdeunainquilina.com
Flor de Ayote. | Crónicas de una inquilina
El día domingo por la tarde, recibí una sorpresa que por poco me provoca: un paro cardíaco, patatús y el telele. Ya te imaginás vos, un domingo de verano estadounidense, corriendo del tingo al tango en los juegos de fútbol, echále pluma más las alegadas de los jugadores, las maltratadas de aficiona