cronicasdeunainquilina.com
De los aguaceros de mayo y el sopor de la melancolía. | Crónicas de una inquilina
La tarde del "sábado chiquito" como llamaban al día viernes en Guatemala, Martina salió de su trabajo, a miles de kilómetros de distancia del país tercermundista (como lo llamaban los extranjeros pero para ella era esa joya invaluable que añoraba volver a ver).Había partido 16 años atrás en un día s