crissanta.com
Cable
Toda la noche, como en un delirio, explicaba cosas que no entenderás porque yo misma no sé explicarlas al despertar. De pie, nos separaba un negro vacío y el mismo mensaje se repetía: Nada que lame…