crissanta.com
Tres muertes y (de nuevo) el Apocalipsis
Parte I En un refugio, la gente se apilaba en camas y literas a los lados de una larguísima habitación. Nosotros dos luchábamos por un poco de agua. Una mujer amable nos sirvió de una jarra el liqu…