corazonenlasmanos.com
MIRARSE
Me miras mientras estoy de espaldas y, aún a sabiendas de que no me giraré, te quedas ahí absorto. No sé si será mi pelo, el viento que lo acaricia o el paisaje que nos acoge lo que hace que no te …