cocinaparagordos.wordpress.com
Nunca le doy la mano a un pistolero zurdo
Le preguntaron si sabía cómo matar un pollo -Sin dudar -contestó ensimismado- como a la puta pena Ellos no le oyeron decir nada; se quedaron repasando sus tatuajes con la mirada -Pero, ¿canta? -Sól…