coachingparatodos.com
¿Tienes el síndrome del impostor?
Después de los aplausos tras la conferencia y de atender a las decenas de personas que querían preguntarle o sacarse una foto, notó un vuelco en el estómago, seguido de una creciente sensación de angustia a la altura de la garganta. Racionalizó los síntomas, pensando en que no había tenido tiempo de tomar nada a