claudiacasanova.net
Tormentas
La lluvia tiene el don de recordarnos lo fácilmente que se derrumban todas nuestras murallas de metal y de hormigón. Erigimos fronteras que el agua devora.