centrovirtualprincipe.com
Prestarle a Dios.
En la manera de lo posible, hagamos el bien a quienes lo necesiten. Esta es una manera de prestarle a Dios, y él siempre nos devolverá con creces, lo que le prestemos. Por Derwell J Fallu