centrovirtualprincipe.com
Un poema hecho mujer.
Bendito el hombre de tu conquista, oh! Mujer hermosa, a ese, de quien, de Dios, él tenga la dicha de caer en la gracia de tus ojos para ser de tu corazón el sentimiento que pueda hacerlo latir como…