cartasdelmediodia.com
El final del verano
Las campanas tocaban a muerto. De un coche negro y largo cargado con coronas de flores rojas y blancas, una multitud trémula sacaba un féretro.