carlosdipaulo.com
El rincón apagado
Desde el rincón más alejado, funestamente obscuro, se escuchaban los lamentos de un corazón agonizante. En su agonía clamaba: ¡Salvación, salvación! Pero tarde era ya, porque el amor lo había aband…