carlosdelfante.wordpress.com
Aguárdame
Quizá tú sangre pulse cuando un día llame a tu puerta y haga reposar en tu tallo el agua temblorosa, y notarás que la fuente de tu cuerpo ya no será una líquida armonía. Si la vida es verdad y el v…