carlosdelfante.wordpress.com
Pues la Promesa no se Cumplió
Noto sin llegar a admirarme que varios de los que hacen parte de una multitud claudicante se sorprenden con la forma tan fácil y natural con que algunas personas asumen sus promesas, como si la vid…