carlosdelfante.wordpress.com
Los Verdaderos Valores de la Educación
Por estas bandas, a los paseantes callejeros se les ha dado por apuntar que: ¡Errar el tiro una vez, es “Lulice”, pero insistir con la equivocación ya es “Dilmas”!, por tanto, algunos sabrán por qu…