carlosalameda.com
Caminar hacia el exceso…
Fastidia bastante reconocer nuestra humanidad, reconocerla en unos pies hinchados de tanto andar, en unas ojeras de dormir poco y mal, y ante la rotunda realidad de que estás que te duermes a la pr…