carlosalameda.com
¡Menudo tropezón! ¿Estabas ahí?
¿Quién ha puesto ahí ese socabón? Se preguntaba un amigo en la calle mientras jugábamos al fútbol y se tropezaba con un pequeño hueco en el suelo de cemento.