carlos-quijano.com
Un microcuento para antes de dormir
Acompañé a mi madre a la comandancia de policía. Habían pasado las 72 horas que establecía la ley para declarar a una persona como desaparecida. —Iniciaremos una carpeta de investigación, señora —d…