buscandoacasiopea.com
La realidad y su impacto
María apoyó sus brazos a cada lado de su cuerpo para sostenerse y, como en su sueño, se lanzó a andar dejando atrás su silla de ruedas.