botellasalmar.wordpress.com
Cuba Libre
Hay en el mundo una mujer que se llama Dalia. Y es mi tía. Dalia me contó, en el balcón de la casa de mi abuela Dominga, en Santa Clara, que cuando ella se fue de Cuba, solo se pudo llevar a sus hi…