blogs.20minutos.es
Herodes
El día de Reyes es genial: no pasa nada, no hay nadie y la vida oficial es superflua. No hay embargos, desahucios… nada. ¡No cortan la luz! Pero además es un día que cambia la mirada, al menos por la mañana. Hasta el más cenizo mira con cierta ilusión. Luego ya se va torciendo el ...