blogs.20minutos.es
Recoge los restos del botellón y no tires colillas al suelo. Los perros no llevan calzado
Tres veces se ha cortado mi perra las almohadillas. Cortes con cristales de botellas que obligaron a llevarla en brazos y sangrando al veterinario, para que cosiera de urgencias los cortes. Y luego vinieron días, en algún caso semanas, curando los puntos, evitando que se los arrancara y crease una herida aún peor y más ...