blogloshijosquenadiequiso.wordpress.com
Travesuras de los niños malos
Recuerdo que en mi época de estudiante, en aquel campismo, cada día era un reto por conquistar o mantener una novia. Tomarlas de la mano era el mayor orgullo que podíamos sentir. Una noche en el rí…