biostreet.me
Cara de perro, imaginación del dueño
Según un estudio del Barnard College de Nueva York, los “ojillos tristes de mi perro” son imaginaciones de los propios dueños. Éstos, suelen decir que pueden entender las expresiones d…