belascoainyneptuno.com
En el lar de la memoria
a Teresa Dovalpage, que me dio el pie forzado; a Lucila Bejarano, que no la olvido En el lar de la memoria habita esta tía mía. Ella, que no poseía otra cosa que su historia, vive sin pena ni glori…