bcafe.org
Para que no haya ni una más
Esta vez sí que sentí la tragedia de Mara como la propia. No es que fuera novedad, ni una realidad más desgarradora, más cruel, más animal que cualquiera de las otras. Siempre ha sido así. Pero aho…