bardulias.com
Mañanas cabezudas
Es duro no verse todos, es muy duro ya no olerse los sudores de la noche, no poder ni despedirse. En mañanas cabezudas de gaseosos lacustres; qué dura es la dispersión en la vida por ganarse. Cuánt…
M.Bardulia