barbararosillo.com
Un prodigio inimitable
“Y después de haber visto otras muchas estatuas y pinturas, fui a ver el Juicio, que por mandado de Paulo III pintó en el Vaticano el mismísimo Miguel Ángel, en que se…