athalberht.wordpress.com
¡Chas!
El hombre cerró la puerta mientras su invitada todavía estaba cruzando el jardín a toda prisa. Debería haberlo previsto, de hecho lo hizo, pero como en las anteriores ocasiones, decidió intentarlo …