athalberht.wordpress.com
Gaia I
-En pie el acusado. El hombre se levantó sin entender todavía por qué estaba allí -¿Su nombre, por favor? -Humanidad -respondió con voz trémula. Todo lo que lo rodeaba le parecía extraño, como saca…