asieslavida.blog
Rima XXVII – Gustavo Adolfo Bécquer
Despierta, tiemblo al mirarte; dormida, me atrevo a verte; por eso, alma de mi alma, yo velo mientras tú duermes.Despierta, ríes, y al reír tus labios inquietos me parecen …