asieslavida.blog
Gustavo Adolfo Bécquer ¡Qué hermoso es ver el día coronado de fuego levantarse, … y, a su beso de lumbre, brillar las olas y encenderse el aire! ¡Qué hermoso es tras la lluvia del triste otoñ…