arteydenuncia.wordpress.com
¡Agoniza!
Con el rostro desnudo de alegría y la paz arrancada a borbotones; con el cuero del alma hecho jirones, la conciencia acomete un nuevo día. Acogido al derecho de ordalía, no se exime el afán …