aquevineadondevoy.wordpress.com
TÚ Y YO SIEMPRE, NOVELA, CAPÍTULO 1, FRAGMENTO
Al momento en que su mirada se detuvo en la boca de él, sus propios labios empezaron a abrirse imperceptible y lentamente. Edgar no podía despegar los ojos de esos labios que se estaban entreabrien…