antoniorodilla.com
Debate sobre el estado de la emoción
“¿Once goles a mí? Ni de broma”. El oráculo que pronunció esas palabras en 1983 se llama Bonello y era el portero de la selección de Malta. Y acertó, porque fueron doce. “Nunca lo…