amorycohetes.wordpress.com
Sueños lúcidos
No es que fuera un feazo, no, es sólo que no era muy brillante y a ninguna mujer le gusta ser notablemente más inteligente que su hombre. Pero lo quedaban los libros y la televisión, y el tiempo ne…