ambitocultural.es
'Frida', de Benjamin Lacombe y Sébastien Perez.
Hablaba WisÅ‚awa Szymborska en una de sus reseñas de la dificultad que entrañaba expresar con palabras la obra de Vermeer. Que mucho más apropiado sería hacerlo a través de un cuarteto musical compuesto por dos violines, un fagot y un arpa. En mi caso, que debo afrontar la obra de Frida, la propuesta no me resultó tan sencilla. Lo primero que vino a mi mente fue sin duda la guitarra, la vihuela y, por supuesto, la trompeta mexicana de aquel primer mariachi anterior al estereotipo. Ahí está, puro México, como lo fue y seguirá siendo Frida Kahlo. Después una piensa