alvarosialercuevas.com
Si un grillo se mirara al espejo, seguramente su corazón no se detendría. A todo se acostumbra uno.