alserviciodealgo.com
Cuando vas a la playa y te encuentras en la escena de un crimen
“Fíjese que muerte le dio: le arrancó la lengua y se la dejó prendida de la solapa con alambres” Origen: Historias para no dormir