algundiaenalgunaparte.com
Kafka: “Amo la existencia que tú me otorgas”.
No son justos aquellos que suponen a un Kafka siempre sufrido y en penumbras. El hombre tuvo sus momentos de alegría, risas, deseos y placer. Con no poca frecuencia practicaba natación, hacía gimna…