alexsegrelles.marianistas.org
Cómplices traviesos de lo eterno
No sé si lo entiendo demasiado; pero, inexplicablemente, todo concuerda: el amor nunca pasa, el bien no fue jamás en vano, estalló la semilla ciega, volvieron a florecer los cerezos, ¡no dieron la …