aldaramartos.com
LA ENFERMEDAD DEL TIEMPO
– ¡Buenos días! – dijo el Principito. – ¡Buenos días! –respondió el comerciante. Era un comerciante de píldoras perfeccionadas que quitan la sed. Se toma una por semana y ya no se sient…