alaatenciondequienproceda.wordpress.com
Oda al Danubio (a su paso por Budapest)
Atardece para que tus aguas descansen de su fluir Escondidas tras el velo ennegrecido de la noche. El sol arranca, con sus pálidos rayos, iridiscencias Opalinas de tu superficie en calma. La atmósf…