agoralibre.wordpress.com
las caidas, los mundos, las riquezas, y los arma G dones
15 He aquí, yo vengo como ladrón: Bienaventurado el que vela, y guarda sus vestiduras, para que no ande desnudo, y vean su fealdad. 32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has di…