aeroespacio.wordpress.com
¿En qué se diferencian (y asemejan) nuestros cerebros de un ordenador cualquiera?